IT IS FALSE, STUPID.

Les presento a los austriacos, unos magos del lenguaje o, mejor dicho, unos embaucadores. Argumentos aparentemente sólidos se desmoronan a medida que se analizan sus premisas más básicas. Si nos remitimos a pruebas empíricas, la crítica todavía es mucho más dura. La economía austriaca es un sinfín de de palabras entrelazadas que, juntas, carecen de sentido.

Parece que nos encontráramos en un edén, donde el mundo por si sólo tiende al equilibrio, eso que ellos llaman mercado eficiente. Si no hubiera prácticamente Estado, si no hubiera casi impuestos, si no hubiera trabas regulatorias, nos dicen, todo funcionaría mucho mejor – por no decir a la perfección. Esos son sus argumentos, y a decir verdad, me parecen absurdos. Si no hubiera casi impuestos, una forma equitativa de distribución de riqueza, un gran porcentaje de la población viviría en la miseria. Si no hubiera prácticamente Estado, tratamientos o vacunas como por ejemplo el caso del SIDA, no existirían. Si no hubiera trabas regulatorias, estaríamos gobernados por la ley del más fuerte, y la fuerza trabajadora sería explotada.

No creo en el socialismo porque no premia ni el mérito ni el esfuerzo, pero tampoco creo en un capitalismo sin trabas que castiga a los más vulnerables y perpetua privilegios. Al fin y al cabo, y citando a Hayek, eso es el Camino de Servidumbre. Creo en un Estado de Bienestar donde el papel del Estado es limitado, pero imprescindible. Una sociedad que asegura ciertos derechos como sanidad, seguridad, educación… En definitiva, creo en un sistema económico que debe estar al servicio de la sociedad, y no a la inversa. Un sistema que es, ante todo, un medio y no un fin.

Nuestra clase política, guiada por oscuros intereses, está logrando destruir esa utopía europea que un día se convirtió en realidad, el Estado de Bienestar. Necesitamos, contrariamente al pensamiento austríaco, un sistema fuerte y progresivo de impuestos, un Estado compacto y eficiente, pero sobretodo una autoridad reguladora que vele por la salvaguarda de la humanidad. Sobran políticos y faltan ideas, esa es la autentica verdad de una sociedad que va en detrimento.

                                    image


Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s